Seis desmentidas en un solo día

151 views Leave a comment
la-salud-de-cristina-1912505w300

¡¡¡Qué día tuvo el Gobierno!!! Seis desmentidas a temas que le estallaron en las tapas de los diarios entre el fin de semana y hoy. Corrupción e ineficacia se mezclaron en un coctail demoledor al que intentaron acotar con una catarata de declaraciones y comunicados.

Vamos por partes.

El ministro de Justicia, Julio Alak, corrió por la mañana con una de las primeras desmentidas. Y tal vez la más curiosa, porque terminó siendo la confirmación de que, efectivamente, tal como había publicado Clarín hoy, la Inspección General de Justicia (IGJ), que depende de él, había extraviado y reconstruido documentos oficiales sobre la ex Ciccone Calcográfica y su sociedad controlante The Old Fund. Era un trámite que apuntaba a cubrir al vicepresidente Amado Boudou. Preocupante (o hilarante) la justificacion del Ministro: dijo que en los tres poderes del Estado se “suelen sustraer” archivos.

El jefe de la AFIP, Ricardo Echegaray, por la tarde tuvo un recorrido similar, éste para responder a una nota de La Nación de ayer. En conferencia de prensa, terminó reconociendo que Lázaro Báez es investigado por boletas truchas. En su caso, para justificar el tema, disparó una lista de 750 empresas a las que investigan por temas similares. Incluyó a bancos, alimenticias, supermercados y, claro, al Grupo Clarín. Eso sí, dijo que la AFIP había investigado al empresario K y que podía asegurar que éste no era socio de la Presidenta.

El viceministro de Justicia, Julián Alvarez, fue el encargado de salir a intentar retrucar la tapa de Clarín del domingo, en la que se afirmó que el Gobierno avanza en un proyecto de reforma del Código de Procedimiento Penal que terminaría por empujar a la caducidad a muchas de las causas de corrupción que preocupan al Gobierno. Movimiento que es acompañado por otro que va en paralelo: la designación de fiscales afines para acotar el poder de la justicia después de 2015. Pero Alvarez no mostró el borrador de Código que maneja el Gobierno (al que tuvo acceso este diario), en el que los plazos para instruir las denuncias terminan muy acotados. Su planteo, entonces, quedó limitado.

Julio De Vido fue el que más tuvo que trabajar hoy a la hora de las desmentidas: hizo tres. Primero, salió a decir que el Gobierno sí cumplirá con el pliego de la licitación de las frecuencias de celulares, y que exigirá el pago en dólares. Respondió así a una nota de Clarín que informaba que dos de las tres ofertas eran en pesos, pese a que por escrito se había exigido que fuera en divisas fuertes. Luego sacó otro comunicado señalando que la usina de Río Turbio tiene garantizado el carbón que necesitará. También buscaba responder a Clarín, por una nota de hoy, en la que se informó que la mina de esa ciudad no está produciendo combustible suficiente par alimentar la megageneradora que el Gobierno está construyendo en la ciudad. Y más tarde emitió un tercer comunicado. “Es absurdo y sólo con muy mala intención se puede hablar de demoras”, dijo, refiriéndose a la tapa de La Nación donde se informaba sobre un estudio de la Auditoría General de la Nación sobre problemas en las obras viales.En un solo día, seis desmentidas. Ni mas ni menos.

Fuente: Clarín

Related posts:

Author Bio

Informacion Ciudadana

No Description or Default Description Here