Vuelven a recibir el salario familiar 1,2 millón de chicos

208 views 2 Comments
Doble-Emilio-Basavilbaso-Clarin-Waldmann_CLAIMA20160125_0002_28 (1)

Los padres de 1,2 millón de chicos recuperarán el derecho a cobrar el salario familiar por hijo y las demás asignaciones familiares. Esto sucederá una vez que se aprueben los cambios prometidos por el gobierno de Mauricio Macri en el impuesto a las Ganancias.

La novedad la anticipó a el titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS), Emilio Basavilbaso, quien precisó que se elevará el tope salarial por trabajador registrado que da derecho a cobrar esos beneficios hasta igualarlo con el nuevo valor del mínimo no imponible de Ganancias que quedaría fijado en $ 30.000 en los próximos meses.

Desde el año 2013 el tope para cobrar el salario familiar está congelado en $ 15.000 y eso llevó a que, con cada aumento de sueldos, mucha gente dejara de cobrar las asignaciones porque sus ingresos superaban ese tope, aunque fuera por un peso.

Según explicó el funcionario a este diario, el nuevo tope salarial entrará en vigencia junto con los cambios en Ganancias. ¿Cuándo será eso? El Gobierno prometió enviar para su tratamiento al Congreso un proyecto de ley el 1 de marzo próximo, apenas se reanude la actividad parlamentaria ordinaria.

Según explicó Basavilbaso en la charla con Clarín, la elevación del tope salarial para equipararlo al nuevo valor del mínimo no imponible tiene una razón concreta: se debe a que quienes superan el mínimo y quedan alcanzados por Ganancias cuentan con la posibilidad de deducir del cálculo del impuesto un monto en pesos por cada hijo que declaren.

De esta forma, el trabajador en blanco que no está alcanzado por Ganancias cobra el salario familiar por hijo. Y cuando supera el tope y paga el impuesto también se beneficia por la vía de un menor descuento que le retiene su empleador por Ganancias.

De todas maneras, Basalvilbaso admitió que el valor actual en que está fijado el salario por hijo para la franja de trabajadores que tienen sueldos de entre $ 15.000 y $ 30.000 “es muy bajo”.

Por ejemplo, con el aumento que recibirán en marzo sobre este beneficio por la aplicación de la ley de movilidad –que el propio Basavilbaso estima en torno del 15% — el subsidio será de $ 197,80 por hijo. Mientras los trabajadores de menores ingresos (por debajo de $ 15.000) o los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (desocupados y en negro) pasarían a cobrar desde marzo $ 962 por hijo al mes.

Así, para aquella franja de trabajadores con sueldos entre $ 15.000 y $ 30.000, el salario por hijo de $ 197,80 representaría una mejora de apenas entre el 0,67% y 1,32% de sus ingresos.

Para mostrar cómo fue afectando a los trabajadores el congelamiento del tope salarial, basta revisar las cifras de la ANSeS: actualmente cobran el salario familiar por hijo los padres de 4.040.000 chicos. Sin embargo, a fines de 2013 esa asignación alcanzaba a 5.200.000 chicos.

Esta caída en el número de beneficiarios se debe a que en septiembre de 2013 se fijó que para tener derecho a las Asignaciones Familiares, ambos cónyuges debían ganar menos de $ 30.000 y cada uno no debía superar los $ 15.000. Así, por ejemplo, la familia no cobra la asignación por hijo si el padre gana $ 15.001 y la madre no trabaja o gana $ 10.000 porque se supera el tope individual aún cuando el ingreso del grupo familiar se ubique por debajo de los $ 30.000.

Si bien hubo aumentos en el valor de las asignaciones familiares, en estos más de 2 años que transcurrieron desde entonces no hubo ajustes en los topes. Por esa razón, con cada aumento salarial, muchos trabajadores superaron el límite de ingresos y perdieron el derecho al cobro de la asignación por hijo.

Además, las asignaciones familiares no son una suma fija similar para todas las categorías sino que los valores son decrecientes. Así, hasta un sueldo bruto de $ 7.500, la asignación es de $ 837. Entre ese sueldo y uno de $ 9.800, el beneficio baja a $ 562. Hasta los sueldos de $ 12.700 desciende a $ 338 y hasta ingresos de $ 30.000 con tope de $ 15.000 por integrante familiar, el subsidio se reduce a apenas $ 172 mensuales.

En marzo tanto las escalas como los beneficios aumentarán según el porcentaje que fije la ley de movilidad jubilatoria que se aplica no sólo a los haberes de los jubilados y a las pensiones sino también a una serie de beneficios, como el salario familiar y la AUH (ver recuadro).

Las Asignaciones Familiares se financian con contribuciones patronales sobre la masa salarial de los trabajadores formales, por eso, la reducción de beneficiarios que provocan los topes congelados sólo vinieron favoreciendo al Fisco que con el dinero que dejó de pagar financió otras finalidades en el segmento de las políticas sociales.

Con relación a la extensión de la Asignación Universal por Hijo (AUH) a los Monotributistas -la promesa de campaña destinada a “universalizar” realmente el subsidio-, Basavilbaso aseguró que estaban concluidos los estudios para ampliar los alcances del beneficio. Pero aclaró que será anunciado por el Presidente Macri “cuando llegue el momento”.

Related posts:

Author Bio

Informacion Ciudadana

No Description or Default Description Here