Iglesias Evangélicas: vendedores de cielos falsos

1740 views 57 Comments
52909_M_03-08-12-21-24-24

Por: CARLOS A. RODAS MINONDO

El Periódico

Hoy en día, existe un buen número de iglesias evangélicas, algunas que van con la filosofía de las sociedades de hoy, del consumismo y materialismo por delante, del “tener” antes que el “ser” donde promueven la prosperidad y ganarse el cielo de una forma totalmente equivocada. Adoran a Dios y joden al vecino. “Amar a Dios se resume en amar al prójimo”.

“Pastores” que buscan un jugoso negocio aprovechándose de la fe y problemas emocionales y espirituales de las personas. Se ha predicado a un Dios falso, al padre que quiere que su hijo sea próspero, haciendo creer que esa prosperidad se basa principalmente en el éxito material y conseguido de la noche a la mañana. Sabemos que la prosperidad es lograr una condición de bienestar integral, con base espiritual y material de largo plazo, que con un actuar basado en principios y valores de vida, traerán un bienestar total.

 La prosperidad se logra con esfuerzo y trabajo en el largo plazo, desarrollando el éxito basado en valores. Las riquezas generadas en el corto plazo, por negocios o sea por lo que fuere, no hacen a una persona próspera. Los negocios y placeres cortoplacistas, generalmente generan más infelicidad y problemas, y regularmente no tienen un final feliz. Como ley de vida indiscutible podemos decir que el que da recibe, pero el tiempo de nosotros no es el tiempo de Dios y podemos “dar” y actuar como Dios manda, pero la recompensa, el “recibir” no llegará necesariamente cuando la necesitamos.

 Desafortunadamente las personas buscan cambios radicales para salir de problemas en sus vidas, adicciones, abusos de alcohol, drogas y conflictos personales, problemas y pérdidas de seres queridos y buscan en estas iglesias lo que no ven en la Iglesia católica, como una solución y la apertura para ello con personajes que los atraen cual vendedores de tiempo compartido. También existe mucha ignorancia en los temas espirituales y muchas personas necesitan que les hablen bonito para llenar su vacío interno, otros buscando rápidamente la famosa prosperidad a través de una carrera rápida en la fe para satisfacer su materialismo. Aquí nos referimos a los vendedores de cielos falsos.

Estas iglesias tienen como objetivo el crecimiento para ganar poder y riqueza, mientras más hermanos asistan a la iglesia y paguen su “diezmo” más creceremos, y al final para los pastores representa el justo pago al llamado de Dios. He visto el caso de un pastor que desde sus inicios hace ya muchos años, cuando caminaba en lugares públicos, despedía ínfulas de grandeza, prepotencia y soberbia, exigiendo favores, cuando lo que Dios quiere en sus hijos es humildad y sencillez. No entiendo cómo algunas personas cuando lo veían llegar a algún lugar corrían y a falta de ponerse de alfombra te dejaban hablando solo, porque llegaba el “Gran Pastor” como que fuera “Dios”. A mi criterio, es parte de la ignorancia y falta de conocimiento y dirección espiritual de mucha gente.

No hay que generalizar porque también los hay hombres de Dios, pero hemos visto pastores como individuos prepotentes, soberbios, arrogantes y ostentosos que llegan a creerse Dios y que están muy lejos de ser el líder espiritual que Dios y el mundo quieren y necesitan. Si vemos las grandes carencias materiales y pobreza que existen en nuestras sociedades, ¿cómo es posible que una Iglesia promueva la llegada de un pastor extranjero para realizar un mitin con sus seguidores a través de grandes vallas publicitarias de costos millonarios en toda la ciudad? Como si fuera una pelea de box para ver quién es el mejor. Bueno, afirman que “el diezmo da para eso” claro, y algún hermano paga su diezmo y deja de comer hoy…

¿Dónde está el principio de la iglesia de Dios? ¿Es eso lo que Dios quiere? Y la gente muriéndose de hambre. Definitivamente, no estoy de acuerdo y creo que no va con Dios. Por eso personalmente, y por principio muy de fondo, aunque no soy religioso fanático, siempre seré fiel seguidor de la Santa Iglesia Católica y Apostólica a pesar de sus debilidades que le han hecho perder un buen número de fieles seguidores…

Fuente: El Periódico

http://bdc.elperiodico.com.gt/es/20141129/opinion/5544/El-negocio-de-la-fe%E2%80%A6–(Vendedores-de-cielos-falsos).htm

Related posts:

Author Bio

Informacion Ciudadana

No Description or Default Description Here