El PJ y Massa coquetean entre dudas y la dependencia mutua

310 views Leave a comment
elecciones-2017-1903122w620

Recelo, desconfianza, urgencia por recuperar el terreno perdido y mutua necesidad. Entre esos factores se mueven y, sobre todo, se miden hoy los principales dirigentes del peronismo y Sergio Massa.

La combinación atraviesa a todos: intendentes, gobernadores, legisladores, sindicalistas y operadores.

Aunque la reconstrucción del PJ está virtualmente parada, los peronistas no la pierden de vista. Saben que es ineludible para dejar atrás la derrota y el declive del kirchnerismo, encarar las elecciones del año que viene y recuperar la crucial provincia de Buenos Aires.

Menos apremiado, y consciente de que hoy es el mejor posicionado para enfrentar al Gobierno en la provincia, Massa jura que, por ahora, seguirá caminando por lo que alguna vez bautizó como “la avenida del medio”, lejos del PJ como estructura, pero cerca de sus dirigentes. Eso gritan sus encuentros y fotos recientes con el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, con los senadores Juan Manuel Abal Medina y Miguel Pichetto, principal articulador del rearmado peronista desde el Congreso, y con el jefe del bloque Justicialista en Diputados, Oscar Romero, entre otras.

“No vamos a abandonar el Frente Renovador y, menos, competir desde adentro del PJ, lo que no quita que hablemos con sus dirigentes”, dicen al lado de Massa. Ponen incluso en duda su postulación el año que viene, lo que parece más una treta que una alternativa. En esa senda, el tigrense seguirá exponiendo sus “coincidencias legislativas” con Margarita Stolbizer, que difícilmente acepte compartir una alianza con el PJ.

“Tipo difícil”

La invitación a que Massa “vuelva” al PJ, que hace pocos días verbalizó el sanjuanino José Luis Gioja, está en mente de todos, aun de los que más desconfían de Massa y su “forma lábil” de construir alianzas, como con elegancia lo describió un peronista del conurbano. Otro fue más gráfico: “Sergio es un bondi que para en todas las esquinas. El tipo te sube, pero nunca sabés si en la esquina siguiente te baja”. “Es una anguila. No tiene reglas. Te rifa en la primera de cambio”, pinceló un sindicalista.

El acercamiento de los intendentes, sobre todo los del conurbano, avanza a paso firme, abrazado a las banderas de la lucha contra la inseguridad y las policías locales. El intercambio favorece a las dos partes: los intendentes muestran gestión y preocupación por la coyuntura, y Massa alimenta su centralidad con uno de los temas que fue consigna madre de su campaña presidencial. Juntos, el PJ y el FR tienen los votos para aprobar las policías locales en la Legislatura.

La urgencia del PJ por reorganizarse después del estrépito kirchnerista convive en tensión con los tiempos políticos. “Falta mucho. Va a llevar tiempo que las cosas se acomoden y todavía no está claro qué va a hacer Sergio”, delineó un operador del PJ. Pero lejos de la quietud, mientras esperan, los peronistas quieren rearmarse lo mejor posible, “deskirchnerizarse” lo antes posible y alimentar aquello que a Massa le falta: estructura en todo el país. “Sergio corre con ventaja, pero sabe que si quiere ganar en 2017 y después pelear la presidencia no va a poder hacerlo por fuera del PJ”, sopesó uno de los intendentes “nuevos” del conurbano.

Decididos a hacer valer ese capital, son mayoría los que creen que no es tiempo de salir a buscar a Massa, sino de reconstruir hacia adentro y esperar. Entre los que deben definir su futuro está Florencio Randazzo, que sigue jugando a las escondidas. Para muchos, el hombre de Chivilcoy es el complemento perfecto, como candidato a diputado, de un Massa candidato a senador.

Hay otra coincidencia: el pulso de la situación social será determinante. Un empeoramiento de la economía o la falta de señales claras de reactivación en el corto plazo obligarán a todos, Massa incluido, a acelerar definiciones.

¿Y Juan Manuel Urtubey? El gobernador salteño no quiere saber nada con que Massa se acerque al PJ y rechaza los guiños de varios de sus pares al jefe del Frente Renovador. Mientras, sigue cultivando su buen vínculo con Mauricio Macri. Su provincia está novena entre las que más fondos recibieron del Ministerio del Interior en lo que va del año, con $ 616 millones.

Capítulo aparte para el sindicalismo. Enfocado en la reunificación que concretará el 22 del mes que viene, no va a dejar que el PJ le marque la cancha. “Ellos quieren que salgamos enseguida a la calle a armar quilombo, a hacer lo que ellos no pueden. Pero que se olviden. Nosotros vamos a manejar nuestros tiempos”, sintetizó el jefe de un gremio grande.

Related posts:

Author Bio

Informacion Ciudadana

No Description or Default Description Here