Le puso “te amo” en Facebook, la atacó a tiros y causó una masacre

562 views Leave a comment
policia-cientifica-uruguay-veronica-gustavo_claima20160920_0387_28

El pasillo no mide más de un metro y medio de ancho. Es tan largo que parece no tener fin. En el medio hay puertas que son los ingresos a las casas, todas pegaditas una al lado de la otra, amontonadas. Ahí en la entrada a ese universo paralelo que es la Villa Uruguay de San Isidro, David Rosas –conocido por todos como Chuki– asesinó con su arma a su ex suegra y a un vecino, hirió a su ex novia –está internada, fuera de peligro en el Hospital General de San Isidro– y luego se suicidó. Horas antes, en su perfil de Facebook, el asesino le había dejado un mensaje de amor a quien luego atacaría salvajemente. Difícil de entender sin conocer el historial de violencia que los envolvía.

Todos en el barrio le tenían miedo a Rosas. Nadie sabe cuándo ni por qué le pusieron Chuki, pero era a lo que más se le parecía. La maldad, dicen, la tenía en la sangre y su prontuario hablaba por sí solo: cinco causas por robo a mano armada, tenencia y venta de drogas, tenencia de arma y varias denuncias por violencia de género: “¿Por qué seguía armado? ¿Por qué no tenía ni siquiera una restricción perimetral?”, se lo pregunta Rosa, una vecina. En su voz está lo que piensan todos en el barrio.

A las 9 de la mañana, Rosas (22) ingresó a la villa ubicada en la esquina de las calles Uruguay y Andrés Rolón, en el límite de San Isidro y San Fernando. Se metió por el pasillo hasta llegar a la casa en la que vivía su ex Verónica Díaz (21) y sus tres hijos. Discutieron, como lo hacían siempre, hasta que el hombre sacó un arma y le apuntó. En ese momento, Silvia Fabiana Márquez (39), la mamá de Verónica, intentó frenarlo, pero Chuki la mató de un tiro que entró por un pómulo. Alertado por los ruidos Matías Pavón (25), un vecino, también quiso frenar a Rosas, pero también fue abatido por el asesino con un disparo en la sien. Luego, Rosas baleó a Díaz en la nuca. Creyó que estaba muerta, aunque sólo la hirió. Fue entonces cuando posó la pistola en su sien derecha y se suicidó. Los cuerpos quedaron tendidos en ese corredor de la muerte.

Si bien no fueron testigos directos en el momento de los disparos, los tres hijos de la pareja estaban en la casa cuando ocurrió el ataque. Escucharon todo. Fuentes judiciales indicaron que los peritos de Policía Científica recolectaron en la escena del crimen un total de seis vainas servidas y dos balas percutadas que no salieron disparadas.

“La droga destruyó el barrio. Lo arruinó. Arruinó a los chicos. Todos acá tienen miedo porque salís y no sabés si volvés. La droga se vende como si fuera un caramelo y nadie hace nada. A David yo lo conocía, vivía drogado y siempre que venía a la casa de Verónica era para pegarle, la maltrataba, ella lo denunciaba pero todo seguía igual”, relata Eliana Hogas, que atiende una parrilla que está en el ingreso a la villa.

En el Facebook de Rosas se podía observar que su último posteo lo había realizado pasada la medianoche. Eran dos fotos de él junto a Díaz con un mensaje: “Y bueno gorda, qué decirte. Sos todo en mi vida. Gracias por darme tres hijos hermosos y bancarme en todas. Gracias por entenderme. Te amo Verónica Díaz”.

El caso es investigado por el fiscal de San Isidro Patricio Ferrari, quien encabezó ayer por la mañana las primeras diligencias en la escena del crimen junto a los peritos y a policías de la seccional 5ta. de ese distrito, con asiento en Beccar. Díaz está internada en la guardia del hospital, ya fuera de peligro pese a que el disparó entró por la nuca. “Paciente con herida de arma de fuego en la región cervical. Se encuentra hemodinámicamente compensada, vigil, orientada en tiempo y espacio, sin lesión neurológica”, detalla el parte médico. Hasta pudo prestar declaración para explicar cómo se desencadenó el crimen.

Los voceros policiales fueron quienes precisaron que Rosas tenía antecedentes por “robo a mano armada, infracción a la Ley de Drogas 23.737 y también por violencia de género”. Contaron que el último Día del Niño, en agosto pasado, fue detenido por haber ido a la puerta de la casa donde ocurrió la masacre para también disparar contra quien se le cruzara en su camino.

Related posts:

Author Bio

Informacion Ciudadana

No Description or Default Description Here