Una pensionada habría recibido maltratos en la sucursal de Banco Nación de calle 25 Mayo

1480 views Leave a comment
descarga-20

Compartimos esta carta de una señora sanrafaelina, pensionada, quien habría recibido maltratos en el Banco Nación, sucursal de calle 25 de Mayo al 245.

San Rafael 10 de noviembre 2016
Sra. Pamela Torres
Defensa al consumidor
Estimada señora :
Por medio de la siguiente , quisiera hacer constar mi insatisfacción con respecto al trato obtenido en la sucursal de Banco Nación de calle 25 de Mayo 245 , el día 8 del corriente , por parte de una empleada (no quiso dar su nombre ) que nos atendió medianamente bien en un principio, hasta que la conversación tomó derroteros más calientes que finalizaron con una discusión , situación que deja ver la falta de preparación y tacto en el trato para con los clientes de esta entidad , de quienes debieran darnos soluciones . Soy jubilada , también paciente oncológica ( desgraciadamente ) con todas las desventajas que esto conlleva , no solo por mi enfermedad , sino también propias de la edad , considerando mi situación , con muchísima dificultad hago lo posible por cumplir con la ley , con los requisitos que exigen para el trámite de supervivencia (según ANSES cada 6 meses según el banco cada 3 meses) teniendo gastos para hacerlo, más aún ,con la difícil situación que estamos viviendo todos los argentinos , siendo los jubilados quizás los que más la padecemos.
Con muchísimo esfuerzo logro llegar al banco en taxi o en algún vehículo de algún familiar al que debo “molestar “ dado el alto precio del taxi ; debido a mi condición no puedo viajar en colectivo , así llego a esta entidad solo para ser menoscabada , menospreciada y obligada hacer cosas que realmente no puedo, como caminar o estar parada… para alguien joven y sano esto es normal , pero no para mí ; quisiera que indaguen y se informen sobre el tema para que entiendan que , la sola acción de levantar una cuchara para poder alimentarme me produce un dolor indescriptible, que no calma ni siquiera la morfina (y no hay calmante más fuerte hoy en día ) todo solo por una falta total de sentido común y criterio , por una persona de muy poco juicio , insensata con muy poca o nula valoración por los derechos , altanera y desconsiderada , me veo a pesar del dolor y dificultad , obligada al RIESGO de entrar hacer el trámite cuando apenas puedo moverme (y digo riesgo porque un golpe leve basta para quebrarme y no pueden enyesarme ni operarme). El argumento que ésta sra. en forma despectiva y sarcástica pretendía justificar o disfrazar su mala atención fue : “si no puede caminar traéte un certificado médico “ , “anda a buscarla sentala en algún lugar y andate hacer la fila ” más allá del destrato y la falta de respeto que tuvo para con mi hija iniciando de este modo la discusión ,entiendo que poco conocimiento tiene sobre las reglas de atención al cliente , no se puede esperar tampoco que tenga muchos valores o principios éticos y morales , su soberbia , arrogancia , falta de consideración y evaluación de la situación , denota su incapacidad para ocupar el lugar donde mal se desempeña , provocando situaciones como ésta que debieran ser de una fácil resolución , si tan solo tuviera mejor predisposición , ganas y educación como bien lo hacen los empleados de otras sucursales y de otras entidades bancarias.
Luego de hacer el trámite , la cola , aguantarnos la discusión , el destrato , la humillación , el maltrato verbal y todas las demás cosas que sucedieron , para coronar toda la maldad con la cual se manejan los empleados es esta sucursal , otra empleada que fue quien finalmente nos había atendido no quiso pagarme el sueldo aduciendo que no tenía dinero en efectivo , obviamente con sarcasmo , y no podía pagar un mísero sueldo de cuatro mil pesos ($ 4.000) y que si quería cobrar que fuera hacer cola en la vereda , al cajero automático. Es entendible la inconformidad y el desagrado de mi hija ante estos incomprensibles comportamientos , por suerte mis hijos si saben de respeto , de valores y principios , aunque es difícil a veces mantener la calma ante las injusticias y/o caprichos de personas de esta clase.
Hoy día 10 , mi hijo se acercó al banco para hablar con el gerente quien ya tenía conocimiento de lo sucedido y sin darle oportunidad a que se expresara se anticipó a la respuesta diciendo , en forma prepotente “ si no puede caminar o hacer cola que no venga , que pida un certificado” a lo que mi hijo trato de explicarle que no estoy postrada en una cama , al menos por ahora gracias a Dios, al ver la negativa de su parte , mi hijo le pidió el nombre suyo y el de las empleadas para realizar una queja en el libro de quejas que es la única herramienta que tenemos para evidenciar estas cosas a lo que respondió también con soberbia “yo soy Hugo Morales y el nombre de las chicas no te lo voy a dar si querés hacer la queja hacela” esperó un tiempo prudencial y al no aparecer alguien con el libro de quejas que no está a la vista de todos , se fue , al salir pregunto a las empleadas el nombre y solo dieron su primer nombre Daiana y Leticia , es entendible el comportamiento de los empleados viendo la actitud de quien está a la cabeza ( no les vendría mal un poco de humildad )
Mientras continúe en vigencia esta ley que actúa en desmedro de las personas de la tercera edad y que para cobrar el sueldo que bien ganaron aportando durante tantos años de trabajo y que tienen que acreditar haciendo interminables colas, parados durante horas con lluvia, frios etc… para acceder al sustento que en la mayoría de los casos no nos alcanza ni para pagar los impuestos, mientras nadie defienda nuestros derechos y sigan apareciendo reglamentaciones que nos perjudican desde lo físico hasta en lo económico no tenemos más opciones que apelar a la buena voluntad y buena predisposición en la atención a nosotros los clientes de parte de quienes prestan un servicio como lo hace esta entidad bancaria , apelando al buen criterio , discernimiento y sentido común de sus empleados , teniendo la esperanza que aquellos vacíos legales sean suplidos con comportamientos basados en valores, principios y todo lo que hace al uso y aplicación de las buenas costumbres, teniendo en cuenta que todos en algún momento llegaran a la vejez y todos en algún momento sufrirán por los efectos de alguna enfermedad. Deseo que no se nos trate con fastidio , como que nos hacen un gran favor , y no tienen deseos de hacerlo , teniendo uno , que soportar gestos y palabras haciéndonos saber su mal humor, que nos están atendiendo obligadamente y se aseguran que entendamos que es una carga el atendernos y de mala gana nos atienden .
Preferimos que este lamentable suceso se arregle por la vía más cordial . Sin embargo le transmito mi más profundo malestar por lo sucedido y rogando que nadie tenga que pasar estos malos momentos ni abuelos , ni enfermos tampoco los hijos por la inoperancia e ineficiencia de algunos pocos .-

Edith Rosales

Pensionada San Rafaelina

Related posts:

Author Bio

Informacion Ciudadana

No Description or Default Description Here