En la isla un malviviente atacó a un comerciante con una gomera y perdió el ojo

1594 views Leave a comment
16114856_10206373441974640_6154148227053728502_n

Ayer, aproximadamente a las 18 hs, en calle Iguazú y Fernandez, Isla del Río Diamante, un malviviente atacó a un comerciante con una gomera que disparó con una bolilla de acero, y produjo la pérdida del ojo izquierdo de la víctima.

Agresor
Agresor

El hecho comenzó cuando Alejandro Acuña de 24 años, atendió a un vecino a quien le habría prestado un envase retornable de una bebida cola. El malviviente pretendía que Acuña le devolviera $10 pesos, que según él salía el envase, el despachante le explicó que no le devolvería dicho dinero pues le había prestado el envase. Después de agredirlo verbalmente lo amenazó que le iba a pegar y salió del local. Regresando minutos más tarde con una gomera, disparando un proyectil de acero, el cual introdujo en su ojo izquierdo y se dio a la fuga.

Malviviente
Malviviente

Diego Acuña, hermano mayor del herido, habló con Información Ciudadana y manifestó su ira, narró que junto a su padre llamaron a la policía y a la ambulancia y jamás aparecieron. trasladaron a su hermano en un auto particular a la guardia del hospital Teodoro J. Schestakow, quien luego de ser atendido fue trasladado de urgencia al Hospital Central de Ciudad, con un diagnóstico de pérdida del lóbulo ocular izquierdo. La causa caratulada “lesiones gravísimas” , está siendo instruída por Comisaria 38.

Diego Acuña narra su impotencia sobre lo que sucedió cuando se dispuso a radicar la denuncia en Comisaria 38, al principio, oficiales de guardia manifestaron que no podían tomar la denuncia porque el agresor sería menor, éste insistió aludiendo a que era mayor,  igualmente lo enviaron a la Comisaría del menor, y de allá nuevamente a la 38, personal que después de tres horas tomaría la denuncia. Acuña manifiesta que la policía ni siquiera se bajó de la camioneta cuando fue al lugar donde se produjeron los hechos, y que a pesar de ser un barrio tildado de marginal, jamás se ve circular a los móviles policiales, velando por la seguridad de los vecinos.

Alejandro Acuña (víctima)
Alejandro Acuña (víctima)

El atacante, habría participado de otro delitos locales. Viviría a cinco casas de la despensa que atienden los dos hermanos de lunes a lunes, desde las 9 a las 23hs, negocio familiar que debido a la crisis económica que atraviesa el país, decidieron poner para que sea su fuente de ingreso. “Nos arruinó”, manifestó Diego, “por $10 mi hermano perdió su ojo”.

En relato con nuestro diario manifestó su descontento debido a que su hermano fuera traslado en una ambulancia común, sin tener nuestro departamento un helicóptero para trasladar en forma más rápida a los heridos como su hermano, los 240 km que separan a la capital mendocina.

“Pido más seguridad para nuestro barrio, en la isla también hay gente buena”, aseveró Diego.

Related posts:

Author Bio

Informacion Ciudadana

No Description or Default Description Here