Macri aseguró en Davos que su principal objetivo es “reducir la pobreza” en la Argentina

126 views Leave a comment
SyQWtNPBG_930x525__1 (1)

El presidente Mauricio Macri aseguró que su mayor compromiso es “reducir la pobreza” y que la Argentina va “bien encaminada”, durante la exposición en el Foro Económico de Davos. Además, afirmó que el acuerdo entre el mercosur y la unión Europea “es una oportunidad sin par” y sostuvo que“Venezuela no es una democracia”.

“Argentina ha entrado en una nueva fase y ahora podemos desempeñar un papel significativo en el panorama internacional”, destacó el Presidente en el inicio de su discurso. “En los últimos dos años hemos reorganizado nuestra economía y hemos conseguido que esté bien encaminado nuestro país, como es reconocido”, agregó.

En esa línea, el Presidente vendió su modelo de gestión: “Cada día tomamos decisiones que nos importan a nuestro objetivo principal, que es reducir la pobreza. Los ingresos y los salarios se han recuperado y la red de seguridad social se ha ampliado”.

Macri también se refirió al Mercosur y la definió como “la región más cerrada del mundo”. “El acuerdo con la Unión Europea es una gran oportunidad, incluso para Europa después del Brexit”, indicó.

Buena parte del viaje del presidente en esta gira, sobre todo el encuentro que tuvo con la alemana Angela Merkel  ayer y el que tendrá con con el francés Ennanuel Macron mañana.

Macri también habló del compromiso argentino con el medio ambiente, las energías renovables y destacó la reserva de litio en el norte del país. También habló del potencial de Vaca Muerta. Son algunos de los negocios que el Presidente promueve en su gira, para las demoradas inversiones.

En la conferencia, también tocó el rol de la Argentina como país a cargo de la presidencia del G-20: “Estamos con mucha expectativa. El crecimiento global es sustentable pero no alcanzó a todos y deterioró la confianza en la globalización. Nuestro lema será cómo conseguir un consenso para lograr un desarrollo sostenible y justo. Llevaremos una mirada del Sur, de la región de Sudamérica”.

Macri en Davos

Macri habló como presidente del G-20 ante los líderes del mundo. Todo un cambio respecto a hace dos años cuando vino aquí la última vez. Entonces había asumido hacía casi un mes la presidencia y la economía estaba en default.

Ahora Macri fue todo lo contrario. Se lo vio reuniéndose con líderes y mencionando la agenda del G-20. Con Bill Gates habló de un proyecto conjunto en el ámbito de ese bloque y orientado a garantizar la seguridad alimentaria mundial. Y luego vio Hugh Evans, fundador y CEO de Global Citizen, una plataforma que apadrina y respalda a organizaciones que luchan contra la extrema pobreza, encargado de organizar el festival social en la cumbre del G20 de Hamburgo.

También hubo turno para la política y el G-20. Con Angela Merkel la canciller de Alemania, conversó sobre el futuro del trabajo, la infraestructura y un futuro alimentario sostenible. Tres ejes que Argentina impulsa este año en su presidencia.

Macri sostuvo que la reunión con Merkel fue “muy buena”. Lo mismo con el canadiense Justin Trudeau. Y volvió ayer a referirse a su deseo de avanzar en acuerdos de libre comercio desde el Mercosur.

Con Trudeau conversó sobre el inicio de las negociaciones entre el bloque y Canadá. Habrá un anuncio formal en Ottawa a principios de febrero al respecto. “Están para cerrar rápido los canadienses”, dijo ayer un alto funcionario.

El Presidente también se refirió a la cuestión del acuerdo con la UE. Habló del tema tanto con Merkel como con Mark Rutte, primer ministro de Holanda, prácticamente 24 horas antes de volar para París y encontrarse con alguien más opositor a esa hoja de ruta: Emmanuel Macron. “Le pedí que sigamos apoyando para ver si hay un acuerdo”, dijo Macri sobre la cita con la canciller. “Ella está muy a favor. Cree que es una gran oportunidad para el Mercosur y para la UE. Lo mismo Rutte”.

Macri no lo oculta. Quiere el acuerdo lo antes posible. “De esto haremos un tema central en la visita a Macron el viernes en París. Vamos a hablar respecto de las diferencias de los volúmenes agroindustriales y alimentarios que marcan la diferencia”. El mandatario explicó que busca primero firmar un convenio político para derivar en un proceso que llevará otro año. Finalmente, unos diez años para el proceso de integración. “Nos da mucho tiempo a todos a prepararnos”.

Este jueves también habrá aquí en Davos una reunión bilateral entre autoridades argentinas y de Bruselas sobre este tema. El canciller Jorge Faurie se reunirá con Jyrki Katainen, vicepresidente de la Unión Europea, y Cecilia Malmstrom, comisaria de Comercio de la Comisión Europea. Este encuentro de hoy, más el de mañana Macri-Macron, son la antesala de la continuación de la reunión ministerial de la próxima semana en Bruselas donde el gobierno argentino tiene la esperanza de que ocurra ‘algo’.

Los empresarios en la Casa Argentina se mostraron optimistas con la figura de Macri. “Genera confianza y credibilidad de que hará lo que dice”, opina por ejemplo Marcelo Mindlin, dueño de Pampa Energía. “No tenemos todos los problemas solucionados ni muchos menos. Pero le creen”. El vice del Banco Itaú a nivel global, Ricardo Villela Marino, uno de los empresarios presentes ayer en el almuerzo con el Presidente, señaló: “Creo que Macri está teniendo una muy buena gestión y haciendo reformas positivas. Puso a la Argentina otra vez en el mapa mundial, resolvió el default, se rodeó de gente muy calificada en sus ministerios”.

En el almuerzo sirvieron mollejas preparadas por una chef argentina que vive en Suiza. En el bar había mini alfajoresCachafaz. “¡Qué nivel!”, dijo la Reina Máxima frente a ellos. No los probó. Subió al primer piso a la oficina de Macri. Después de marcharse, el Presidente anunció que Holanda le comprará a la Argentina un reactor nuclear para investigaciones.

Related posts:

Author Bio

Informacion Ciudadana

No Description or Default Description Here